➡️

El niño de fuego, sobrevivió a la quemadura del 90% de su cuerpo

El niño de fuego, así lo apodan a Aleixo, que a causa de un accidente fatal sufrió la quemadura del 90% de su cuerpo y sobrevivió para contarlo.

Compartí esta Información:

De Aleixo no deben esperar una historia de superación ni frases alentadoras, porque hasta hoy nunca pudo superar lo ocurrido en ese accidente.

Se tuvo que haber sufrido en demasía para que con tan solo 20 años de edad uno le tenga más miedo a vivir que a morir.

Esa es la sensación que siente Aleixo Paz, en un muchacho español, alguien que ya se ha acostumbró al dolor y a los “días jodidos” desde que tenía 8 años. Fue a esa edad, que a causa de un accidente fatal sufrió la quemadura del 90% de su cuerpo.

El director del documental «El Niño de Fuego», Ignacio Acconcia, admite que fue difícil grabar el documental, pero que al final terminó siendo satisfactorio para Aleixo. Nanouk Films
El director del documental «El Niño de Fuego», Ignacio Acconcia, admite que fue difícil grabar el documental, pero que al final terminó siendo satisfactorio para Aleixo. Nanouk Films

Se desplazaba en el camión cisterna de su padre, quien trasportaba miles de litros de gasóleo, y él se iba dormido. El camión se estrelló, el combustible quedó disperso por todos lados, el niño se despertó ardiendo en llamas, pero un milagro hizo que sobreviviera.

Varios años de su vida se pasaba entre la casa y el hospital. Cirugías a por montón, dolores, injerto de piel, pesadillas y rabia, excesiva rabia.

“Yo me levanto todos los días por la rabia que siento. Es lo único que hace que siga vivo, porque es lo que es soportado y lo que sigo soportando, ahora me libero rapeando, haciendo música”, comentaba por una llamada telefónica.

El niño de fuego – “Le costó mucho realizar la filmación”

La prensa, la gente le solicitan y lo halagan ya que hace poco su historia de vida se hizo pública mediante un documental denominado “El niño de fuego”. Su director, Ignacio Acconcia, comentaba que realizar la filmación fue todo un reto, porque le costaba mucho hacerlo.  

Aleixo no es fanático de los espacios públicos ni tampoco que lo miren, es desconfiado, le cuesta mucho abrirse con las personas. Aun menos le era gracioso que una cámara lo siguiera por varios años.

De parte de Aleixo no se debe esperar nada motivador, ni aun asi una frase de superación porque, a decir verdad, él no ha superado nada desde aquel desafortunado accidente.

Lo que será contado a partir de ahora es un relato muy duro, pero esa es la perspectiva que tiene de la vida.

El niño de fuego, lleva ya una década entre el escondrijo, pero ahora sale a la luz y se expone ante todos. Hay momentos en la vida que golpea muy fuerte y a veces ya no te sanas de eso.

“Hey, despierta, que no ha hecho que cambie nada”

“Recibir la visita de muchos periodistas no me tiene harto, por eso no hay de qué preocuparse, es más, cada vez lo voy haciendo mejor pero aun no me acostumbro.

No puedo negar que me gusta que las personas hayan conocido la historia de mi vida por medio del documental y que se acerquen y me digan que a base de eso les ha ayudado o que oyen mis canciones.

Al principio que el documental se llame “El niño de fuego” y que luego se me quede como un apodo no me gustaba, pero con el paso del tiempo me acostumbré e incluso fue maravilloso el impacto que ha tenido.

Que las personas te den las gracias, lo busques o no, termina influyendo, y esto produce que ser mejor. Entonces vuelvo a la realidad y debo decirme a mismo: ‘Hey, despierta, que esto no ha hecho que cambie nada’.

Lo único que me restaura es que varias de las personas se sientan mejor después de haberme conocido”.

“Yo no superé nada”

“No pretendo que las personas se confundan y vean en mi un modelo de superación. Yo no superé nada, en lo absoluto. Solo soporto lo que a mi vida le toca, al igual que todos. Cada uno vive con lo que toca.

Si ven en mí, alguna fuerza o ejemplo de superación, se equivocan, mi única fortaleza es resistir. Y si resisto no es por otra cosa, que no sea toda la rabia que llevo dentro. Es lo único que me mueve, es lo único que mantiene vivo.

Que tampoco se engañen creyendo que he hecho algo de mi vida porque, a decir verdad, no es asi. Tampoco tiene mucha relevancia para mis aquellos que quieren verme feliz o salir adelante, yo no veo la necesidad de que tiene que ser asi.

Lo he dicho, muchas veces intento engañarme con mi vida puede tener un rumbo mejor, pero por más que lo haga, mi salud no es una maravilla.

Sufro de constantes problemas en el estómago y dolores a diario. Los dolores son las encargadas de mostrarme la realidad. Por mucho que me digan que todo está bien, para mí siempre está igual. Ahora, yo seguiré en la lucha. A mí nadie me regaló nada y tampoco deseo que lo hagan”.

“Aleixo no es lo que me representa”

“Cuando contemplo mis fotografías de pequeño no me reconozco. Ese no se me parece en nada en lo físico, que seguramente eso todo lo pensarán a la primera.

Desde que sufrí estas quemaduras, desde ese mismo instante, supe que jamás a volver a ser el mismo, pero eso ya no me importa. Con lo que ahora puedo identificarme es teniendo esperanzas, ganas de salir a comerme el mundo o ser feliz. Pero ya nunca volveré a serlo.

Desde el día del accidente yo tuve que construir mi propia coraza y mi personalidad. Yo me llamo Aleixo, pero el nombre no me representa. Aleixo es el nombre de aquel niño que en un momento lo fue, no del joven en el que me convertí”.

“Me da más miedo vivir que morir”

“La mayoría de las personas creo que pensarán que soy fuerte porque la sigo remando ante todo, pero en verdad no es lo que ocurre. Lo que pasa es que, desde que sucedió el accidente, me quede con más miedo de vivir que de morir.

El accidente es algo que no puedo olvidar, una vez que entra en mi mente empiezo a recrearlo una y mil veces con todos los detalles. Mientras ardía, en ningún momento me quedé inconsciente, es algo fuerte y asi con facilidad no se puede olvidar.

Yo no necesito estar bien, no sé cómo estarlo y mucho menos estoy acostumbrado. Me siento cuando con más fuerza cuando me levanto con un día de mierda ya que tengo como impulso a la rabia.

Prefiero estar asi de esta manera, si eso va a significar que los míos, mi familia y todos lo que quiero, están bien.

Si la gente que me rodea está mal, yo me hundo. Eso es lo que me da miedo y cuando eso pasa deseo estar hecho polvo. Al dolor de estómago ya me acostumbré, asi como a los dolores fiscos, emocionales como te guste llamarlo.

Las pesadillas han formado parte de mi vida y por eso casi no duermo, pero por vario días me levanto de golpe, con el corazón a punto de salir y lleno de sudor”.

“En la música encontré esperanza”

“Desde que empecé a hacer música, a rapear, tengo una luz de esperanza: una meta y una razón para salir adelante. La música es mi refugio y quiero aclarar, que nadie se confunda, no hago el papel de cantante ni menos llegar a ningún sitio con la música.

Otro de los motivos por el cual hago esto es por mi mentor, Isaac Real ‘Chaca’ y me adentro a la música y medio esa chance cuando no tenía nada y grabé con el los primeros temas. Pero lo tengo muy presente que no soy cantante y que vivir de eso cuesta mucho.

Pero encontré un refugio dentro de la música y la rabia que antes descargaba a golpes en la pared, ahora lo hago escribiendo letras de canciones”.

Por Nicolás Vega

También te puede interesar: Noticias diario cronica

Fuente: https://www.elmundo.es/papel/historias/2021/01/24/600abe4dfc6c83ad378b45cd.html

0/5 (0 Reviews)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Sitemap