En estado vegetativo ¿por negligencia?

4/5 - (43 votos)

“Fueron cuatro horas de terror para mi hermana, pero lo concreto es que ella entró sonriente, feliz, emocionada y salió en gravísimo estado. Hoy día está, desde aquel entonces, en estado vegetativo pero gracias a Dios su hijo se encuentra bien”.

Así empezó comentando a Crónica Edilberto Miranda sobre la triste situación que toda su familia soporta a consecuencia de una supuesta negligencia médica en perjuicio de Librada Raquel Miranda, de 29 años de edad, quien siguió en el Sanatorio Central, de Ciudad del Este, todo su proceso de prenatal.

El suceso se registró el 3 de enero del año pasado, cuando la joven, con 8 y poco meses de embarazo, fue a consultar con su ginecóloga porque perdió líquido gestacional. Según Edilberto, durante la tarde de esa jornada ella llegó normal para ver con a doctora.

“La doctora Rosana Niconchuk, que es la responsable directa de este terrorífico hecho, le da dos opciones a mi hermana. Le dice, mirá Raquel, vos estás bien y el bebé está bien, podés irte a tu casa a descansar y esperar que pasen las horas, o también, ya que el bebé está totalmente desarrollado, yo te sugiero que para evitar cualquier tipo de complicación podés ingresar a cirugía ahora mismo y te sacamos el bebé”, relató el hermano de la joven.

Raquel se sometió a la intervención, pero allí empezó la tragedia. “Un poco después empezaron a correr enfermeras por los pasillos y nos dimos cuenta que algo no estaba bien, pero nadie nos dio explicación”, contó Edilberto.

Luego de cuatro horas, les informaron que la cirugía no salió bien y que ella debía entrar a terapia intensiva. De allí la joven ya salió afectada.

Todo esto llevó a la familia a gastar más de 500 millones de guaraníes. Edilberto aseguró que irán hasta las últimas consecuencias para que los responsables paguen.

Hermano dice que fue por una sobredosis

La familia ya inició un proceso penal contra los supuestos responsables.
La familia ya inició un proceso penal contra los supuestos responsables.

Cuando Raquel ya se encontraba en quirófano, como es natural toda su gente, incluyendo al papá, esperaban ansiosos para ver al nuevo integrante y a su mamá salir de la sala. Sin embargo, ese rato tardó más y más.

“Todos estábamos tranquilos, pero resulta que desde el inicio del procedimiento pasaron dos horas, ella no salía y nosotros no habíamos recibido ninguna información”, cuenta Edilberto.

Los datos facilitados por la familia a Crónica revelan que luego de cuatro horas finalmente los médicos se animaron a comunicar a la familia que el procedimiento no salió bien. Edilberto aseguró que a su hermana le aplicaron primeramente dos anestesias locales y como seguía sintiendo dolor le enzoquetaron una general, sobredosis que habría complicado toda la operación.

Vendieron todo para solventar gastos de la operación fallida

Toda esta situación le costó a la familia un dineral que no tenía. Gastaron más de 500 millones de guaraníes. Ya han vendido prácticamente todo para solventar los gastos mientras que los responsables, que según ellos son la ginecologa Rosana Nikonchuk Chichik, Roberto Riter y la doctora Griselda Edith Sánchez, desde que sacaron en camilla a su hermana les dieron la espalda.

“Mi hermana no recibió ni una llamada por parte del hospital, simplemente la abandonaron y la tiraron y a su bebé como una basura”, terminó diciendo el pariente quien también mencionó que la denuncia penal y civil ya está en proceso.

Fuente: diario cronica

0/5 (0 Reviews)
Sitemap
WhatsApp