➡️

Energía química: Concepto, Modelos, Curiosidades y Más

Energía química: El ser humano ha utilizado la energía química a lo largo de la historia para proporcionar el calor y la electricidad que requeríamos.

La energía química existe en todas las cosas, es la base de la vida y nos ha permitido desarrollarnos hasta donde estamos hoy desde la antigüedad, por ello en esta nota conoceremos más aspectos relevantes y algunos ejemplos.

Concepto de energía química

Está definida como la energía potencial que posee una sustancia dentro de los enlaces químicos. A través de una reacción química, como la combustión, la sustancia se puede transformar en otra sustancia, liberando la energía potencial generando y calor (energía térmica) en el proceso. A parte del calor, también tienen la capacidad de liberar otras clases de energía.

Presentamos el caso en donde se efectúa la detonación de un explosivo. Al hacerlo reaccionar, las sustancias explosivas (almacenando grandes cantidades de energía química), no solo libera calor, sino que también obtendremos la energía cinética, que dispone de la capacidad de abrir túneles o derribar paredes, a base de mucha energía sonora.

Dentro de la energía química se sitúan los enlaces químicos que sostienen y constituyen los elementos. No obstante, al contrario de lo que creen algunas personas, la energía no se libera rompiendo los enlaces químicos de la materia. En este proceso, el enlace se rompe y se establecen otros nuevos, transformando así la sustancia inicial en otra sustancia netamente distinta.

Que es energía química

Modelos de energía química

  • Madera:

Por ejemplo, hemos utilizado madera desde la antigüedad. Una cierta cantidad de energía química se almacena en la madera, y cuando se aplica al fuego y hay oxígeno presente, dará lugar a una reacción. Las moléculas de madera reaccionan y constituyen nuevos enlaces químicos entre el dióxido de carbono, el monóxido de carbono y el agua.

Como resultado, ganamos calor y la madera, finalmente se convierte en otra sustancia, es decir, cenizas.

  • El petróleo y la gasolina:

Igualmente ocurre con la gasolina que está derivado del petróleo. Esta sustancia contiene demasiada energía química, que cuando se produce la combustión es capaz de impulsar el motor y mover a un automóvil. Lo contraproducente de la gasolina es que, eventualmente se evapora como gas, lo que desafortunadamente contamina el medio ambiente.

  • Alimentos y cuerpo humano

El otro ejemplo más famoso de energía química es la comida. Cuando consumimos alimentos, dentro de las mismas existe energía química almacenada.

La reacción necesaria se lleva a cabo en el interior de nuestro cuerpo, esto para poder liberar y utilizar esta energía, aquella que nos motiva, alimenta y nos mantiene vivos.

Algunos ejemplos sobre el alimento y el cuerpo

Tales como la madera, la gasolina y la variedad de alimentos, tienen cantidades distintas de energía química. Aunque algunas plantas, tienen un contenido bajo de calorías a diferencia de otras.

Hay veces, donde disponemos de suficiente energía que no puede ser consumida en su totalidad, por ello, el cuerpo lo vuelve a guardar en forma de grasa.

La grasa almacenada es otro de los claros ejemplos sobre energía química. Cuando el cuerpo humano lo necesita y no dispone de las calorías suficientes, porque no ha ingerido lo necesario, produce una reacción química. Y consiste en la “quema” de nuestra grasa acumulada, otorgándonos seguir respirando, caminando, corriendo o trabajando.

  • Las baterías:

Así como la grasa de nuestro cuerpo, la batería de nuestro dispositivo móvil, vehículo o cualquier otro aparato, funcionan en basa a la energía química. Cuando se conecta a un circuito, los elementos químicos de la batería reaccionan para producir electricidad. Esto alimentará nuestros teléfonos móviles y computadoras hasta que se agote la batería.

Podemos ver que aunque el concepto de energía química no suele ser común en nuestras conversaciones, puede ser el concepto más importante y de uso común en nuestra vida diaria.

Hay 6 reacciones básicas que pueden ocurrir, las cuales son:

  • Combustión:

Esta es nuestra respuesta a la mayor parte de la energía que usamos para hacer que las cosas se muevan, conducir un automóvil y obtener electricidad de los combustibles fósiles.

  • La síntesis:

Se trata de un proceso de reacción química, en donde dos sustancias simples convergen para constituir una sustancia más compleja.

  • Desplazamiento simple:

 Los átomos de una sustancia se transfieren a otra sustancia.

  • Doble desplazamiento:

Dos átomos de una sustancia realizan un intercambio con las demás sustancias.

  • Descomposición:

De esta manera, la materia compleja se convierte en materia más simple.

  • El ácido-base:

 Una reacción química que consiste en la doble sustitución de ácidos y bases.

Algunas curiosidades

Una de las reacciones químicas más comunes que efectuamos diariamente es la cocción de los alimentos. En este proceso, se libera energía química y ciertos tipos de sustancias se transforman en otros tipos de sustancias.

Los químicos continúan investigando acerca de las reacciones químicas y la energía. Están tratando de obtener combustible que pueda almacenar más energía mientras libera sustancias menos dañinas a la atmósfera.

También te puede Interesar: Isquiotibiales: Causas, síntomas y prevención

La fotosíntesis constituye otro de los ejemplos del papel que desempeña la energía química. La clorofila de las plantas se encarga de absorber la energía solar y la luz. El dióxido de carbono y el agua de la atmósfera se transforman así en moléculas de azúcar y las plantas hace uso de las mismas, para diferentes procesos de vital importancia.

0/5 (0 Reviews)
Sitemap
Twitter20
WhatsApp20