➡️

Estudian la existencia del Hongo Negro en Paraguay

Estudian la existencia del Hongo Negro: La doctora Elena Candia, presidenta de la Sociedad Paraguaya de Infectología, comentó que un grupo de microbiólogos paraguayos, liderado por el doctor José Pereira, esta participando de un ensayo internacional donde realizan una búsqueda activa de la existencia del Hongo Negro en el país.

Compartí esta Información:

“Hay un reporte donde habla que un 60% de los casos reportados se diagnosticó en pacientes con COVID activo, estando internados se les hace el diagnostico. En un 41 % se diagnosticó en pacientes ya recuperados”, manifestó.

La profesional manifestó que hay 101 casos de esta enfermedad, de los cuales 81% son de India y el 19% corresponde al resto del mundo. Agregó que la mortalidad global alcanza el 30% y si el paciente presenta afectación intracraneal aumenta a 90% la mortalidad.

Explicó que el factor de riesgo más importante para contraer es la hiperglucemia. Indicó que la mucormicosis puede involucrar nariz, senos nasales, órbita, sistema nervioso central, pulmón, tracto gastrointestinal, piel, huesos de la mandíbula, articulaciones, corazón, riñón y mediastino pero la rino-orbito-cerebral es la variedad más común observada.

“Esto es una infección, no se contagia de paciente a paciente. Es una enfermedad que presenta mutilación en ocasiones. Es un hongo que genera la oclusión de las arterias”, acotó.

¿Qué es el ‘hongo negro’?

La mucormicosis, comúnmente llamada “hongo negro”, es una infección muy rara.

Es causada por la exposición al hongo mucor, que es parte de la familia Mucoraceae que se encuentra comúnmente en el suelo, las plantas, el estiércol y las frutas y verduras en descomposición.

“Es omnipresente y se encuentra en el suelo y el aire e incluso en la nariz y la mucosidad de las personas sanas”, explica a la BBC el doctor Akshay Nair, un cirujano ocular de Bombay, India.

Afecta los senos nasales, el cerebro y los pulmones y puede ser potencialmente mortal en personas diabéticas o gravemente inmunodeprimidas, como pacientes con cáncer o personas con VIH/sida.

¿Qué causa la infección?

Los médicos creen que la mucormicosis puede estar provocada por el uso de esteroides, unos compuestos farmacológicos usados para los tratamientos de pacientes graves o en estado crítico por covid-19.

Los esteroides reducen la inflamación en los pulmones y ayudan a detener algunos de los daños que pueden ocurrir cuando el sistema inmunológico del cuerpo se acelera para combatir el coronavirus.

Pero también reducen la inmunidad y aumentan los niveles de azúcar en la sangre, tanto en pacientes diabéticos como no diabéticos con covid-19.

Los expertos creen que esta disminución de la inmunidad podría desencadenar los casos de mucormicosis.

“La diabetes reduce las defensas inmunológicas del cuerpo, el coronavirus lo agrava y luego los esteroides que ayudan a combatir la covid-19 actúan como combustible para el fuego”, dice Nair.

¿Cuáles son los síntomas?

Los pacientes que padecen la infección por hongos suelen tener síntomas de congestión y sangrado nasal.

También hinchazón y dolor en el ojo, párpados caídos, visión borrosa y finalmente la pérdida de un ojo. Puede haber manchas negras en la piel alrededor de la nariz.

Los médicos dicen que la mayoría de sus pacientes llegan demasiado tardepara ser tratados, cuando ya están perdiendo la visión. Los médicos tienen que extirpar quirúrgicamente el ojo afectado para evitar que la infección llegue al cerebro.

En algunos casos, los pacientes han perdido la visión en ambos ojos. Y en casos raros, los médicos tienen que extirpar quirúrgicamente el hueso de la mandíbula para evitar que la enfermedad se propague.

Se puede tratar con una inyección intravenosa antifúngica que debe administrarse todos los días durante un máximo de ocho semanas. Es el único fármaco eficaz contra la enfermedad.

¿Es contagioso?

La mucormicosis no es contagiosa entre personas o animales. Solo se desarrolla en pacientes con las condiciones propicias en su cuerpo, como la diabetes o la inmunodepresión causada por otras enfermedades.

Sin embargo, ya que se propaga por las esporas de hongos que están presentes en el aire o en el medio ambiente, es casi imposible evitarla.

Una persona sana, o sin problemas del sistema inmunitario no debe temer por un contagio de este tipo.

“Las bacterias y los hongos están presentes en nuestro cuerpo, pero el sistema inmunológico los mantiene bajo control”, explicó K. Bhujang Shetty, director del hospital Narayana Nethralaya de India.

“Cuando el sistema inmunológico se debilita debido al tratamiento del cáncer, la diabetes o el uso de esteroides, estos organismos toman ventaja y se multiplican”, explicó Shetty a la agencia Reuters.

“La cepa parece ser virulenta, elevando los niveles de azúcar en sangre a niveles muy altos. Y extrañamente la infección por hongos está afectando a muchos jóvenes”, dice por su parte el doctor Raghuraj Hegde, de la ciudad sureña de Bangalore.

Fuente: Diario Hoy py

0/5 (0 Reviews)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Sitemap