Trending

HOY / Medidas del BCP para salvar la economía: explican cada una

[ad_1]

Jorge Giménez, gerente de Análisis y Regulación del BCP, fue consultado este viernes sobre las medidas adoptadas por la institución y las distintas entidades bancarias ante la situación del coronavirus.

En entrevista con la radio Universo, estas fueron sus respuestas a las inquietudes de los oyentes:

¿Cómo queda el cobro de los intereses punitorios? Ya que hay bancos como el GNB que quieren seguir cobrando estos intereses. ¿Hay alguna bajada de línea desde el BCP a los bancos?

Puntualmente, con respecto a ello, no lo hay. Tenemos que identificar puntualmente cómo se dio esa operación que se hace referencia.

Lo que sí podemos decir es que el BCP decidió emitir una disposición que permite a las entidades financieras, en uno de sus apartados, proceder a la renovación, la refinanciación o restructuración de las deudas con algunos beneficios, como extensiones de plazos, consideraciones en las tasas compensatorias, renovaciones sin necesidad de presentar documentación adicional o actualizada cuando se contrató el crédito original.

Al momento de contratar el nuevo préstamo, la renovación por así decirlo, se interrumpe el cómputo de la mora y no aumenta la mora, por tanto el cliente no pierde la calidad de sujeto a crédito.

Antes del vencimiento de sus deudas, las personas que tengan sus ingresos disminuidos, pueden presentarse al banco para renegociar y así facilitarles la situación financiera.

¿Qué pasará con los préstamos nuevos?

La norma anterior no aplica a los nuevos créditos contratados. No obstante, las entidades van a entender la situación por la que se atraviesa, y en el momento de estructurarle la deuda, seguramente, establecerá un cronograma donde la primera cuota sea aplicada cuando se supere esta situación. La resolución habla de un periodo de gracia de hasta un año, pero el BCP no puede inmiscuirse en este aspecto, ya depende de cada banco si lo aplica y cómo lo hace.

¿Por qué no se unifican las tasas de refinanciación? Es sabido que la refinanciación genera una tasa de interés más alta que la tasa anterior.

Eso depende también, porque, como dije en otras oportunidades, existe una premisa básica en finanzas que es rentabilidad versus riesgo. Toda entidad financiera, en la medida en que pueda observar que un cliente representa más riesgo en la recuperación del crédito, le otorga tal vez una tasa más alta. También puede recurrir a otros mecanismos como la ampliación del plazo.

Lo que se pretende es dar un cierto alivio financiero al cliente, no solamente en lo que respecta a la tasa sino también al plazo.

¿Hay alguna instrucción sobre los plazos a los vencimientos de AFD?

Eso escapa a nuestro ámbito. Si bien la AFD es un banco de segundo piso que es supervisado por la Superintendencia de Bancos, ellos tienen su esquema de ‘supervisión’ de relacionamiento con las entidades financieras, porque canalizan sus recursos a través de esas intermediarias. Entonces son estas intermediarias las que fungen como clientes. Hay ciertos requisitos que deben cumplir con la AFD, de ellos depende establecer medidas excepcionales para sus clientes, que en este caso son las intermediarias financieras.

¿Qué pasa con las tarjeas de créditos? ¿Hay alguna directiva del BCP al respecto?

Puntualmente, no hay referencia a ningún producto en específico. Es cuestión que cada cliente opere con su banco cabecera y recurra a ellos para renegociar la deuda.

Hay que tener en cuenta que con estas medidas excepcionales se pretende fomentar el consumo. Aparte de esto, hay recursos disponibles a través de ciertos porcentajes como el encaje legal para las monedas local y extranjera, para dotar de liquidez al sistema financiero, para que se revierta al mercado y se mueva el consumo y la economía.

LOS BENEFICIOS EN LOS BANCOS

Raúl Vera, presidente de la Asociación de Bancos, indicó a la misma emisora que entre las propuestas que ofrecen a los clientes que sean personas individuales, microempresas o pymes la figura de la prórroga de cuotas de marzo, abril y mayo.

“Con la sumatoria de las cuotas se ofrecerá un refinanciamiento de hasta 24 meses para aquellos créditos que tengan cuotas por pagar de hasta 24 meses. Se podrá ofrecer un refinanciamiento de hasta 36 meses para créditos que tengan cuotas por un plazo superior a 26 meses”, dijo.

La tasa será 9.9 % para operaciones en guaraníes, 7 % para dólares. Las cuotas recién serán pagadas como mínimo desde junio, por lo que cualquier banco podría ofrecer facilidades superiores.

“Lo que pretendemos es dar una solución de carácter inmediato a los clientes considerados más vulnerables en esta situación que atravesamos. Otros países capaz tendrán mayores facilidades, por la misma presión tributaria”, argumentó durante la entrevista.

CONGELAMIENTO EN BASA

Fernando Paciello, presidente del Banco Basa, comentó que la entidad bancaria está ofreciendo alternativas para sus clientes que necesiten direccionar el monto que deben abonar por cuotas de créditos, por razones de salud u otros, atendiendo la epidemia del coronavirus.

“Los clientes podrán disponer por un periodo de tres meses, el congelamiento de cuotas que vencen en esos meses. Suponiendo que la cuota de marzo no pudo ser pagada, pues podrá ser abonada hasta el 1 de junio, sin ningún recargo”, afirmó.

Según recoge La Nación, Pacielo añadió que lo mismo sucede con las tres cuotas, hasta el mes de junio, y aseveró que si por ciertos motivos la cuarentena se extienda, están abiertos desde el banco para dialogar con el cliente con respecto a una refinanciación total de la deuda.

“Entendemos que es difícil que una propuesta pueda acomodar a toda la situación, por el banco está abierto a escuchar cada situación particular. Vamos hasta la oferta de financiar automáticamente por un plazo de 36 meses, hasta créditos que tengan como deuda los G. 1.000 millones”, indicó.



[ad_2]

Fuente: https://www.hoy.com.py/negocios/medidas-del-bcp-para-salvar-la-economia-dan-la-explicacion-de-cada-una

¿Te sirvió la información?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: