Trending

José Luis Chilavert, el «vengador de los arqueros» – Grandes del deporte

[ad_1]

Jorge Parodi

José Luis Chilavert fue el «vengador de los arqueros».

El Chila se cansó de gritar sus propios goles y no se resignó a su rol de sólo padecerlos, como le ocurrió siempre a quienes defienden el arco.

Chilavert disparaba misiles desde su botín izquierdo y era el terror de sus colegas. El paraguayo fue un revolucionario del arco. Un ganador empedernido por actitud y personalidad.

Un arquero-goleador implacable e impensado. Un provocador profesional. Un declarante explosivo de lengua picante. Un ídolo indiscutible en Vélez Sarfield donde ganó absolutamente todo.

Fueron 9 títulos, entre los que se destacan una Libertadores y una Copa Intercontinental en el año ‘94. Chilavert fue elegido como el mejor arquero del mundo en 1995, ‘96 y ‘98.

También fue considerado el sexto mejor arquero del mundo en el siglo XX y el segundo sudamericano del siglo pasado.

Hasta agosto de 2006 fue el arquero más goleador del mundo. Lo superó el brasileño Rogerio Ceni, del Sao Pablo.

Chila convirtió 62 goles oficiales en su notable carrera, de los cuales 48 fueron jugando para Vélez Sarfield.

José Luis Felix Chilavert nació en Luque, Paraguay, el 27 de julio de 1965. Debutó con 15 años en el Deportivo Luqueño.

En 1984 se consagró campeón en su país con el Guaraní y un año después pasó a San Lorenzo hasta 1988, donde ganó la Liguilla Pre-Libertadores

De allí fue al Zaragoza de España durante tres temporadas.

En 1991 llegó a Vélez, donde logró su consagración en aquel inolvidable equipo que dirigió Carlos Bianchi.

En el 2000 se fue al Racing de Estrasburgo, donde obtuvo la Copa de Francia. En 2003 fue campeón del torneo de Uruguay con Peñarol. Un año después volvió a Vélez para retirarse en el club donde ya es una leyenda.

José Luis Chilavert tuvo su partido despedida en un estadio José Amalfitani repleto, con la presencia de figuras del fútbol, como Valderrama, Francescoli, Higuita y Aguinaga.

En la Selección de Paraguay durante 14 años jugó 74 partidos y metió 8 goles.

Chilavert disputó dos mundiales: en 1998 y en el 2002. En Francia ‘98 Chila brilló y Paraguay fue eliminada en octavos de final con Gol de oro, pero estuvo a pocos minutos de definir por penales contra el equipo galo, que luego se consagró campeón.

En esa Copa Mundial de Francia, Chilavert fue elegido para integrar el 11 ideal del certamen.

En Corea- Japón, Paraguay también llegó hasta los octavos de final. Su primer gol lo hizo para su Selección en Eliminatorias, contra Colombia en 1989, de penal.

El 2 de octubre de 1994 se consagró como el primer arquero del mundo en convertir un gol de tiro libre, jugando para Vélez frente al Deportivo Español.

Luego le hizo dos goles a Navarro Montoya, que jugaba para Boca. Chilavert tuvo un duelo muy particular con German Burgos, arquero de River, a quién le marcó un gol desde unos cuatro metros detrás de la mitad de la cancha y meses después de tiro libre, jugando para la Selección de Paraguay frente a la de Argentina por las eliminatorias mundialistas de Francia ‘98.

Chilavert está en el record de Guinness por ser el primer arquero (y único hasta el momento) que convirtió tres goles en un solo partido, frente a Ferro, el 28 de noviembre de 1999.

Con 36 goles, es el arquero que más goles metió en la historia del fútbol argentino, todos para Vélez Sarfield.

El arquero paraguayo tiene una colección de peleas y polémicas. Escupió al brasileño Roberto Carlos por calificar de “indios a él y a sus compañeros de la Selección de Paraguay”.

El enfrentamiento con Ruggeri es legendario, en 1996 el cabezón le tiro una patada desleal y violenta. Desde allí las declaraciones cruzadas fueron feroces, Chila llegó a decir que por “cucarachas como Ruggeri los argentinos están mal vistos en el mundo”.

A través de las redes, Chilavert atacó a Maradona, quién expresó su apoyo al Presidente venezolano Nicolás Maduro. El paraguayo escribió: “Jóvenes del mundo, cuídense de las drogas que destruyen las vidas de las personas y no te dejan ver la realidad de la vida” y colocó una foto de Diego con una gorra venezolana de apoyo al gobierno chavista.

José Luis Félix Chilavert es un personaje polémico y controvertido.

Un arquero extraordinario, con una personalidad avasallante.

Un líder dentro y fuera de la cancha.

Un bocón sin freno, ni medias tintas.

Un arquero distinto, diferente.

Un goleador implacable e impensado.

El que le sacó a los arqueros el cartel “del puesto de los bobos” con el que los había bautizado Hugo Orlando Gatti.

Chilavert fue un arquero que se cansó de gritar goles propios, cuando la mayoría de sus colegas, por su rol, deben soportar los ajenos.

Chilavert fue un ganador indiscutible, que sacaba el pecho cuando los otros se hacían a un lado.

Chilavert fue un goleador inapelable, que jugaba en su arco, pensando en el del rival.

Chilavert fue el verdadero revolucionario del arco.

José Luis Felix Chilavert fue el vengador de los arqueros.



[ad_2]

Fuente: https://www.cadena3.com/noticia/grandes-del-deporte/jose-luis-chilavert-el-vengador-de-los-arqueros_255588

¿Te sirvió la información?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: