➡️

Joven denunció a policías por Chantaje extorsión y tortura

Joven denunció a policías: Pese a relatar todo lo que sufrió, pero hasta hoy día ninguno de los oficiales ha sido imputado.

Un ciudadano denuncio de haber caído en mano de policías extorsionadores en, mayo del 2020 en la avenida Pizarro de la capital, manifestó que lo detuvieron por haber violado restricción horaria establecida por la cuarentena sanitaria, el cual, aprovecharon para hurtarle dinero e imputarlo por resistencia a la autoridad.

El joven denunciante se encuentra hace meses accionando mediante la asesoría de su abogada ante la Justicia Policial y la Fiscalía de Derechos Humamos, intentando lograr que los policías de la Comisaría 8° sean imputados, debido a que en mayo de anterior fue detenido por violar la cuarentena sanitaria, alegando que fue torturado y extorsionado por dos días, hasta inclusive lo enviaron al Ministerio Publicó para que sea procesado por el hecho de violar la cuarentena sanitaria y oponer resistencia a la autoridad.

También te puede intersar: Snt en vivo Online HD canal 9 por internet Paraguay

El hombre contó que la noche que el suceso tuvo lugar, luego de aprehenderlo, los uniformados lo golpearon con brutalidad, llegando al punto en que sus camaradas le pedían que se detuviera por la excesiva cantidad de golpes.

Después de la tortura, el joven relató que alzaron en su propio automóvil y uno de los agentes manejó el vehículo hasta la Comisaría 8°. Durante el trayecto, el denunciante se percató que ya no traía su billetera ni su cadena, por lo que en el acto les reclamó a los policías que le devuelvan sus cosas, pero estos hicieron caso omiso al pedido.

Mentiras y atropellos – Joven denunció a policías

Compartí esta Información:

Luego de haber llegado a la Comisaria 8°, le manifestaron que pasaría por un proceso de inspección, el cual se constituye, en realizar una consulta en el Hospital de Barrio Obrero. ´Por lo tanto, el hombre proseguía reclamando sus pertenencias y uno de los agentes se le acercó y le dijo que ya “deje de llorar”, que los mismo no tenían nada de sus cosas.

Luego de tanta insistencia, uno de los uniformados se le acercó y le devolvió su billetera, pero al registrarla el denunciante se dio cuenta que de los G. 1.300.000 que tenía dentro, solo había 300.000. “Además, revisaron toda mi documentación”, narraba el joven.

Antes de derivarlo al Hospital de Barrio Obrero para que se le haga el chequeo médico, uno de los agentes le informa que debe comunicarse con uno de sus familiares de manera inmediata.

“Llame a mi papa en ese momento, fui para para supuesto diagnostico en el Hospital y en ese sitio llegaron mis padres. Uno de los uniformados habló con mi padre y le pidió un G. 5 millones para que el proceso no pase a la Fiscalía. Manifestando que yo estaba incumpliendo con el horario de restricción establecido y por oponer resistencia  a la autoridad”, según declaraciones del joven, cuya identidad no puede ser revelada para evitar cualquier tipo de represalias.

Así mismo, rememoró que en todo le decían que colabore “o la pasaría muy mal”. Es más, aseguraban que estaba bajo los efectos del alcohol, pero el hombre afirma que los agentes no tienen prueba de ello.

Chantaje y extorsión

El joven menciona que por no haber colaborado los G. 5 millones, en informe de los oficiales pasó a la Fiscalía el día siguiente, en donde la fiscala solicitó que el mismo permanezca bajo arresto en la Comisaría 8°. “Estuve dos días preso con las costillas rotas, golpes en el rostro y fracturas en la encía, pese a que, algunos de los policías me trataron bien dentro de la comisaria. Pero el daño moral y psicológico que recibí por parte de ellos es irreparable”, expresó el denunciante.

De parte del joven, dio apertura a una causa en la Fiscalía de Derechos Humanos y de igual forma en la Justicia Policial, añadiendo una denuncia por el robo de sus pertenencias en el Ministerio Publico.

También relató, que el día que estuvo preso un comisario principal se le acerco a la 8° para hablar con él, pidiéndole disculpas por el actuar de los uniformados y asegurándole que sus cosas que sus pertenencias aparecerían lo más pronto posible.

Pero de eso ya transcurrieron 9 meses y hasta hoy día no tuvo retorno ni de ese comisario, ni tampoco fueron imputados los agentes que los torturaron y lo extorsionaron.

Acusan la existencia de complot fiscal – policial

La Dra. Diana Vargas, quien oficia de defensora de la víctima, lamento el hecho realizado por los policías sea sistemática. “La corporación entre Policía y Fiscalía ha alcanzado niveles alarmantes. El personal es consciente de que puede cometer abusos y eso no tienes consecuencias graves, más que un solo traslado eventualmente. Es esa la lógica dentro del establecimiento policial”, declaró la jurista.

Catalogó como “aberrante”, que la Fiscalía haya generado impunidad y no indague acerca de las denuncias que llega la Fiscalía de Derechos Humanos, “o que realicen tramitaciones dilatorias”.

0/5 (0 Reviews)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Sitemap