➡️

Vándalos infiltrados tiñen de violencia la marcha pacífica contra el gobierno

Vándalos infiltrados tiñen de violencia: Los manifestantes no acompañaron los actos vandálicos, pero igual fueron alcanzados por la reacción de los uniformados

Compartí esta Información:

La Policía Nacional ante la extrema violencia producida en la noche tuvo que reprimir a mas 5.000 jóvenes manifestantes que acudieron en el centro de Asunción, para exigir que el presidente de la República renuncie al cargo ante los hechos de corrupción y crisis sanitaria. La marcha que iniciaba de manera pacifica trascendió a un feroz enfrentamiento iniciado por vándalos.

El movimiento que se realizó en contra del gobierno de Mario Abdo Benítez, tuvo una convocatoria de impulso propio y sin color de banderas políticas  Fueron miles las personas que se reunieron, y destacó la presencia de muchos jóvenes que coreaban sin parar “fuera Marito”, entre otras.

En la mayoría del tiempo se llevó a cabo una protesta pacífica y la mayorías de que acudieron al sitio usaba las mascarillas.

Ante la muchedumbre policías clausuraron los accesos al Congreso

La muchedumbre se agrupó alrededor de las 18:00 en El Paraguayo Independiente y 14 de Mayo y a causa de eso, las Policía Nacional se vio en la obligación de empalmar el bloqueo de las arterias que rodean al Congreso Nacional.

La sorprendente marcha cubrió varias cuadras, según se pudo observar desde imágenes aéreas.

Infiltrados desataron disturbios

Pasadas las 20:00 iniciaba una breve altercado, que fue provocado por dos o tres infiltrados en la protesta, contra la valla de seguridad de los uniformados. Estaban con capuchas e instaban los jóvenes de ir hacia el Congreso, pero los mismo no tuvieron el respaldo que esperaban.

Antimotines reaccionaron con brusquedad

En cambio, hasta la más mínima provocación, los oficiales antimotines de forma inmediata accionaron con fuerza bruta, realizando disparos con balines de goma y gases lacrimógenos. Rober Núñez, comisario y jefe seguridad del Congreso, justificó por medio de una nota al titular del Senado, Oscar Salomón (ANR, Añetete) la desmedida reacción de los efectivos policiales.

Jóvenes y niños integraban la marcha

Los afectados eran jóvenes y niños que integraban la muchedumbre de manifestantes, quienes se dispersaron en medio de llantos y dolor con dirección a la sede de la Comandancia Policial o la calle Palma.

Aunque después se vieron en la necesidad de huir otra vez porque los agentes antimotines, quienes manejaban los camiones hidrantes en conjunto con la Policía Montada, para resguardar la seguridad del Congreso, salieron a perseguir con toda la intencionalidad de reprimir a los protestantes por todo el microcentro de Asunción.

Ya se registraron hechos similares

Una situación similar fue la que se produjo en el Marzo Paraguayo de 1999, que produjo que Raúl Cubas Grau abandonara la presidencia, y la protesta en contra de la “enmienda de sangre” del 31M del año 2017, cuando el pueblo paraguayo impidió la ilegal reelección ilegal de Horacio Cartes.

Robos y destrozos

Un vehículo hidrante policial incluso arribó hasta la Plaza de la Democracia, llevando por delante a varios autos particulares y con los chorros de agua golpeaban a cualquier transeúnte que circulaban por la zona. Después de eso, varios infiltrados fueron participes de varios actos vandálicos, tales como robos de vehículos y comercios, a la par que otros manifestantes indignados se unían para mediar con los ataques de la Policía.

Se registraron quema de residuos, se armaron barricadas con fuegos, ataques a diversos edificios estatales y particulares, cortes de calles entre otras acciones.

Pacto de tregua sin violencia

 Alrededor de las 22:00 y con el grito unánime del “sí se pudo”, los protestantes y los policías llegaron a un acuerdo para poder retornar a las inmediaciones del Congreso y de esa forma seguir exigiendo que el presidente Mario Abdo Benítez ponga su renuncia sobre la mesa.

Arnaldo Giuzzo, el ministro brindó declaraciones a abc tv alegando que no ocurrió tal avasallo en contra de las personas que se fueron a manifestarse e indicó que solamente intentaron calmar los ánimos.

En cambio, lo que sucedió en realidad fue que los agentes uniformados tuvieron que “rendirse” porque los oficiales ya no tenían municiones y fueron sobrepasados por un grupo de vándalos encapuchados.

El comisario Silvino Leguizamón fue él tuvo que intervenir para que la Policía y la gente protestante pacten una tregua, cuando varios de los agentes exhibieron prendas blancas como señal de “paz”.

Una docena de oficiales heridos

De acuerdo a los reportes informados, cuatro manifestantes han sido heridos y derivados al Hospital del Trauma, al igual que una decena de uniformados sufrieron traumatismos de varios tipos y cortes, según se informó el Hospital de Policía, en donde se les brindo atención médica.

El pedido unánime de “Fuera Marito”     

La marcha que se convocó en la noche de ayer junto a una cantidad   considerable de personas indignadas que a gritos exigían la renuncia o la expulsión del jefe de Estado Mario Abdo Benítez.

Ante los exagerados hechos de corrupción en el gobierno y el colapso del sistema sanitario en la lucha contra la pandemia del coronavirus, dicho colapso, derivó a que Julio Mazzoleni dejara el cargo de ministro de Salud.

Así también la fiscala general del Estado, Sandra Quiñonez, fue repudiada, y marcaron presencia los miembros de la Asociación de Bares del Paraguay, quienes anteriormente fueron amenazados de ser suspendidos por el gobierno.

0/5 (0 Reviews)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Sitemap